10.3.07

Para tener un blog no hay edad

Como dije anteriormente hace veinte años o más ya teníamos compu, pasamos por todas las etapas, diskettes grandes y chicos, cds y dvd, una o dos disketteras hasta dvd player, el televisor 14, blanco y negro, que nos servía de pantalla, hasta el monitor pantalla plana de hoy en día.
Unos años antes en la oficina, siendo secretaria, usaba una máquina contable (audi 1513), un aparato grande que funcionaba poco más que una máquina de escribir, con teclado alfa-numérico y calculadora, una máquina que encolumnaba debe y haber para hacer la papelería comercial de la oficina.
Y la primer computadora de la empresa con dos disketteras y un programa simplote para el área comercial.
Era impensado la web o red, unos años después llegaría la intranet.
Recuerdo que en algún momento, a fines de los 80, Gus tuvo la oportunidad de establecer su primer contacto con otros usuarios de PC, en el exterior, y cómo era vía telefónica yo temía que no pudieramos pagar el costo de la comunicación.
Más tarde apareció en nuestras vidas el mail y eso me entusiasmó, al punto que dejé atrás el correo convencional.
Con internet entré en contacto hace pocos años y me costó bastante comprender el entusiasmo de muchos de navegar y chatear, cosa que en la actualidad hago asiduamente.
En diciembre de 2003 Gus abrió su sitio personal, en febrero de 2005 aparecieron las primeras recetas de cocina en mi lugar, recetas teresita, bajo la idea de mi marido, y con la colaboración de él y Luis fue puesta en marcha.
En diciembre de ese mismo año abrí este blog con ganas de decir lo que se me canta, para no perder la costumbre de protestar y liberar tensiones, hacer catarsis le dicen, me inspiró una queja y reclamo que hiciera a la empresa de telefonía.
En abril de 2006 Martín, mi hijo menor, también se sumó al mundo blogger, abriendo su sitio oficial, el que todavía no decidió ser de la partida es el mayor, Hernán, tal vez algún día caiga también en la red...
Recorriendo a diario diversos blogs veo que la mayor parte de los blogueros son más jóvenes que nosotros que pasamos los cuarenta.
Pero hoy encuentro una bloguera de 95 años, María Amelia, la blogger más anciana del mundo, que comenzó a postear en diciembre de 2006, cuando su nieto le regaló un blog en el día de su cumpleaños, y en poco tiempo se convirtió en un suceso por las ganas que despliega y la admiración que seguramente provoca.
María Amelia es un signo claro que la web está al alcance de todos y para todos, y que postear no tiene edad.

1 comentario:

cris dijo...

Bueno te digo que fuiste una privilegiada, yo habré empezado a conocer una compu en el 2002, antes le tenía terror!!! Y ya voy a visitar ese blog que decís, debe ser muy bueno. besis