25.1.06

Resarcimiento (2da. parte)

Como dije voy a señalar el comportamiento de algunas empresas cuando les presentamos un reclamo, queja o denuncia.

Hace unos meses nos chocaron de atrás en Costanera Sur, frente al casino flotante, no fue mucho lo que se rompió pero aún el auto no pudo ser llevado al chapista.
El "chocador" demoró bastante en dar parte al seguro, luego el seguro "La Caja" pidió un presupuesto y los papeles del auto.
Reconocieron parte del presupuesto, 200$ sobre los 360$ presupuestados.
Pero cuando nos avisan que está el cobro en la oficina de una empresa tercerizada que les presta el servicio, dicha empresa dice, que por disposición de La Caja, para percibir ese importe mi marido debe presentarse con su padre, ya que el auto está a nombre de los dos.
Lamentablemente hasta ahora la deuda está impaga porque el papá falleció y no se hizo la sucesión (problemitas de familia...).
Según Adelco, el Seguro tiene derecho a solicitar la presencia del otro titular, aún cuando el dagnificado es uno.

Después de concurrir mis hijos a la escuela del Club Atlético Independiente, durante 10 y 8 años respectivamente, había pagado la matrícula de la escuela para el año 2004 cuando conseguimos que ingresaran a una escuela estatal y solicité en la escuela y el club la devolución de la matrícula.
Su respuesta fue negativa y no me conformó, aclaro que nunca faltamos a un pago y siempre lo hicimos a término.
Aún hoy siento que fue injusto que se quedaran con nuestro dinero.
Recurrí a Adelco, quienes me dijeron que las escuelas privadas no estaban sujetas a ninguna regla, por lo que pueden hacer cuanto gusten.

En diciembre de 2004, para las fiestas, compramos en Carrefour Avellaneda un helado de Frigor Novelty de chocolate.
Estaba en mal estado, llamé a la empresa (atención al consumidor) y me repusieron el envase, pero me entregaron uno de otro sabor (chantilly).
No me dieron explicación, imagino que toda la partida estaría en malas condiciones.

Hace unos años al abrir un pote de yogur con crema de La Serenísima encontré que tenía hongo tipo moho, llamé a la empresa y vinieron a retirar el envase reponiéndomelo.
Por toda atención recibí un sólo envase por el que entregué.
Me hubiera gustado poder entregarlo en la oficina estatal de Bromatología, para que lo testearan, pero por la burocracia fue imposible, aún hoy estaría dando vueltas para lograrlo.

Cuando inauguró C & A compré un par de zapatos que me duraron un mes, daban pena, por suerte me los cambiaron en cuanto los llevé.
El nuevo par dió buen resultado.
Ésa fue mi primer y última compra.

A mediados de 2005 mi hijo Hernán compró un par de zapatillas en Rever Pass, a la semana el cuero se estaba despintando.
Tuvo que entregarlas para que la empresa controlara el estado y calidad de las mismas.
No le pudieron reponer el mismo producto ni le entregaron uno de mayor valor.
Por supuesto que tampoco devuelven el dinero.
Por el mismo importe tuvo que optar por comprar otro artículo.

Hace tres o cuatro años compramos salchichas Granja Iris de La Serenísima tenían hongos, la empresa retiró el envase en mal estado de nuestro domicilio y nos entregó dos envases como pago.
Las grandes empresas no tienen gran reconocimiento...
Con respecto a las salchichas, desde entonces sólo compramos las de los tres perritos.

En una oportunidad, hace ya algunos años, compramos un pionono Ivette, que antes de su vencimiento ya tenía hongos.
Cuando hice el reclamo correspondiente me enviaron una caja con todos los productos de la firma.
Esa fue la única vez que sucedió y aún hoy seguimos consumiendo sus productos.

Hace como diez años compré una crema Ponds hipoalergénica, a mí me produjo alergia y llamé a la empresa para que estuvieran al tanto.
Me enviaron atentamente un set de productos.

Algunas toallas femeninas han sido diseñadas por alguién que evidentemente nos las usa o prueba, con textura o bordes ásperos y cortantes.
Así, hace unos dos años, las Allways me lastimaron la entrepierna, llamé a atención al consumidor para informarles.
La recepcionista me atendió bastante friamente y no dio curso a mi queja.
Nunca recibí una comunicación o llamado de la empresa, para lo cual toman los datos del cliente.

2 comentarios:

cris dijo...

Tere jaja, no sé qué decirte. Primero, admiro tu memoria elefanteásica para recordar todos los problemas de tipo doméstico que has tenido y segundo, excelente la idea, por lo menos, de desquitarte haciendo catarsis por este medio ya que en el otro sentido estamos evidentemente desprotegidos por la mayoría de las grandes firmas. Lo sacaste de adentro muy bien!! algo es algo y bueno, por lo menos una te salió bien. besitos

Teresita dijo...

Sí Cris, como dije en la presentación de esta página, está pensada para decir lo que siento, bueno o malo, para hacer catarsis y terapia grupal sin necesidad de recurrir al psicologo.
¿Más barato no?
Y de paso tal vez pueda compartir con algún lector este shic... shic... (como hacía el querido Olmedo en el manosanta,para descargar la mala onda).